Luis Ángel Maté pone rumbo a las Ardenas

De las sucesiones de puertos cortos y empinados a las cotas, muros y carreteras angostas. Luis Ángel Maté se encuentra ya en Bélgica para la siguiente parada en esta atípica temporada 2017: las clásicas de las Ardenas. El ‘Lince Andaluz’ participará mañana en De Brabantse Pijl –la Flecha Brabanzona-, la antesala al famoso Tríptico que forman Amstel Gold Race, Flecha Valona y Lieja-Bastoña-Lieja.

Luis llega a las míticas cotas belgas, ahora sí, con un punto más de forma tras haber acumulado sus primeros días de competición al máximo nivel. Y el balance de la ronda vasca es necesariamente positivo: “Estoy contento con el trabajo que he hecho. Había entrenado y me había preparado con detalle en casa, pero me faltaba muchísimo ritmo competitivo y eso a este nivel es determinante”, arguye el marbellí que, sin embargo, no renunció a ser protagonista con una fuga en la segunda jornada camino de Eltziego.

“Fui para buscar el punto extra que te da la competición después de tanto tiempo y las sensaciones en general han sido buenas”, recuerda Maté. Ahora afronta otro tipo de pruebas totalmente distintas. De las tres, la que mejor se le ha dado históricamente es la que correrá mañana. La Flecha Brabanzona en la que fue 17º en 2014 y donde el año pasado una avería le obligó a abandonar cuando estaba bien colocado entre los más fuertes de la carrera.

Después, el próximo miércoles 19 disputará la Flecha Valona y el domingo 23 será el turno de la Lieja-Bastoña-Lieja, las dos últimas del prestigioso Tríptico: “Son carreras muy diferentes. Carreteras estrechas, nerviosas, donde la colocación es muy importante. Ahora tengo un punto más. Son más kilómetros de carreras en las piernas sumados al trabajo previo que hice antes en casa. Espero que me permita estar a un buen nivel competitivo y hacer un buen papel para el equipo y, si tengo la oportunidad, lucir también en lo individual”, explica Luis. El año pasado hizo su mejor puesto en ambas: 54º en el Mur de Huy y 55º en Lieja.

En un principio, las Ardenas deberían haber sido la última parada de su calendario en este primer bloque de la temporada, pero las circunstancias ya conocidas por todos han forzado un cambio en la planificación. Así que tras las clásicas regresará a casa para continuar trabajando y seguirá compitiendo durante el mes de mayo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *